jueves, marzo 30, 2017

Llegó el otoño

Quiero dejar asentadas algunas nociones aquí:

1) En algún momento indefinido de su carrera artística (después de cumplir 40 años) Anna Netrebko tiñó su cabello de color rubio y ahora es igual a Lucía Galán.

2) Existen mujeres no quieren bailar con otras mujeres, sobre todo cuando van a las clases de tango para pescar candidatos: el costo de oportunidad de perder los tres minutos que dura un tango abrazada a otra mina es altísimo.

3) Lo anterior es para no hablar de mis precarias habilidades como bailarín (es más fácil endilgarle la responsabilidad de no pegar un paso a la presunta necesidad matrimonial de mis ocasionales compañeras que asumir que no sé para qué carajo estoy aprendiendo el rol del que lleva).

4) Los chocolatines se terminaron y con ellos la felicidad efímera de la hora de la siesta en esta oficina del orto.

5) Son días sin adrenalina laboral, señores. Que conste en actas.

martes, enero 03, 2017

Ron HIcks

Sí, sí, quedamos para las doce pero seamos puntuales porque tengo un almuerzo a las 13 hs. Yo llevo impresiones pero. Ya estuve en el baño y en la cocina practicando lo de la clase de tango de ayer y además acabo de descubrir a un pintor contemporáneo, Ron Hicks y prefiero este deslumbramiento que el de las radiaciones de la pantalla.

Es una suerte de artista del impresionismo pero americano y del siglo XXI.

No encuentro la writing mood para escribir acerca de sus cuadros [ni para leer, ni ningún otro proceso mental]. Sólo diré cuánta belleza hay que se nos escapa pero cada tanto aparece como hoy, él.

martes, diciembre 13, 2016

the glass harmonica

hoy me dije sí: desde temprano te concentrarás en tus tareas. y comme d'habitude, he logrado un nuevo triunfo en mi eficiencia taylorista. es decir, el arte de buscar (& encontrar) belleza.

los caminos infinitos de Dios [qué otra autoridad invocar que mejor me justifique] me llevaron a dar con este corto censurado en la unión soviética (año 1968) por ¿la cantidad de recortes de arte europeo occidental utilizados en su finísima hechura? ¿la falta de adherencia al ideal campesino? ¿la música? [a esas alturas stravinsky, shostakóvich y demás compositores ya habían hecho de las suyas, el dodecafonísmo era una antiquísimo, etc].

en fin, que me crucé con the glass harmónica, y todo fue amor y felicidad y ahora --en total contravención-- me paseo lo más campante por una seguidilla de filmes de propaganda soviética como este.

pienso en qué diverso es el mundo, qué poco dormí anoche, y qué afortunada soy.

para más información, artículo completo acá.

lunes, diciembre 05, 2016

Sammy was low
Just watching the show
Over and over again
Knew it was time
He'd made up his mind
To leave his dead life behind

viernes, diciembre 02, 2016

The moon's an arrant thief

And her pale fire she snatches from the sun


Por qué si todos le roban algo a alguien yo no iba a hacer lo mismo. Lo haré, a su debido tiempo. Por ahora me limito a dejar acá el fruto de horas y horas sentada frente a una planilla de excel y números danzantes. A un día de haber finalizado la lectura de una novela cuyo título no mencionaré porque no viene al caso. O mejor, por que ya está todo dicho.

Como no puedo decidir cuál es el peor de los dos sonetos del orto [dije horas de excel, que garantizan que no estén bien ni los números, ni los arreglos de palabras], quedan los dos, en cualquier orden.

Soneto del Orto I: 

querido nabokov hoy yo te escribo
después de haber leído tu novela
del rey al que un poeta lo desvela
con su poema en versos pentasílabos

lloré inocentemente ante la muerte
y el cruel dolor de quien creí inocente
reí con la caída en parapente
del rey de zembla tentando su suerte

john shade me habló al oído de la angustia
que a un escritor le para los latidos
si su escribir no llega al cometido
y fenece antes como una flor mustia

a todos gradus siempre nos persigue
brindemos, nabokov, la vida sigue.

Soneto del Orto II: 

amado nabokov hoy te saludo
después de haber leído tu novela
del rey al que un poeta lo devela
farsante, admirador y falso escudo

lloré inocentemente ante la muerte,
ante el dolor de quien creí inocente
reí al verlo volar en parapente
al editor que huía de su suerte

john shade me habló al oído de la angustia
que a un escritor le para los latidos
si su escribir no llega al cometido
y fenece antes como una flor mustia

también tengo yo un gradus que me acosa:
la espina traicionera de las rosas

lunes, noviembre 14, 2016

los motivos del asesinato

Durante la reunión el gerente acota cosas.
Cosas que ni él sabe qué son. 
Pero las acota porque debe decirlas. 
Todos [los presentes, sin excepción] 
distribuyen su energía mitad y mitad entre: 
a) prestar atención al gerente
b) contener el impulso de leer el celular

Miento: una de las mujeres se mira los pies,
observa el esmalte rojo sangre
de las uñas.
Piensa en los zapatos de tango: 
de charol 
negro
con 
bordes
ídem.

Piensa en los motivos del asesinato. 

Es desesperante la reunión
aunque la situación de Raskólnikov lo es más.

Por debajo de la mesa, otros pies con las uñas sin pintar. 
La discusión ahora discurre en torno 
a alguna nueva
acotación
del gerente. 

Le mujer vuelve la vista al celular 
apoyado en la mesa. 

Se pregunta: esta gente ¿coje?


domingo, noviembre 13, 2016

tres a.m.

jueves, noviembre 10, 2016

the anxiety of influence

quería hablar
sobre las alusiones
a shakespeare

en el principio eran eso:
sólo indicios
o sutilezas del libretista

por ejemplo:
el personaje manipulador
m a l v a d o
que le habla a la cámara
y nos muestra sus reales intenciones
(como ricardo, como yago)
nos quiere cómplices

coincidencias del estilo:
muere una mujer y en la escena siguiente aparece
la llama de una vela que se apaga

o bien: claire underwood, un bloque de mármol
bella y cruel
perfecta en su maldad
una hija de mil putas, bah,
igual que lady macbeth: instiga a su marido
lo acusa de estar too full of the milk of human kindness
el afecto es peligroso
un obstáculo
en el camino al poder
hay que librarse
de cualquier sonoridad emocional

luego la acción se vuelve un poco más pedestre
todo bicho que camina va a parar al asador
(los sobrinos de ricardo confinados
en la torre
luego
muertos)

en un ¿recreo?
garchan de a tres
(eso no lo vi en Shakespeare)

más adelante, el escritor se hincha las pelotas
o se le acaban las ideas
y cita textual:
the winter of our discontent

y se va todo al carajo.

miércoles, julio 13, 2016

horacio

recibo un llamado
exigiéndome las coordenadas 
del libro de pierre grimal

que por supuesto
nadie sabe cuáles son

es decir: nadie en la casa lo vio. pero todos escucharon...

pregunto para qué. para un trabajo sobre horacio. 

pierre grimal es un libro de mitología. no de literatura griega. explico. 

compré hace poco un pequeño libro de literatura griega. para situaciones extremas. como ésta en la que el estudiante privilegiado de la casa debe escribir en menos de 24 horas ALGO acerca de las ¿sátiras?.

se encuetra absolutamente prohibida la utilización de fuentes provenientes de internet.

como es de esperar, el libro no sirve. 

hubo un fin de semana completo y más de tiempo en el que podría haberse investigado en bibliotecas propias y ajenas,  librerías de viejo, consultas de bibliografía obligatoria servida en bandeja por la titular de cátedra. 

pero no. 

no hay como tenerlo todo para no darse cuenta de nada. 

domingo, julio 10, 2016

julieta

la película de almodóvar es perfecta.

es dramática sin la ampulosidad de otras historias. hay muertes pero no hay asesinatos, hay dolor pero el dolor es mucho más intenso y más profundo que el de las enfermedades porque no tiene cura ni tratamiento posibles. no hay escenas exageradas. hay agua, mar azul, distancias verdes y los colores mágicos de las películas de almodóvar. y el eterno, espectacular, desconcertante rostro de rossy de palma.

lo mejor de la historia es que la mitad de las cosas queda sin decir. como en la vida.

y por eso uno permanece con el corazón en la boca firme hasta el final. uno se queda atrapado en la espera, sin saber ni entender, sólo imaginando y tejiendo teorías inventadas para poder seguir con la farsa de la vida, como julieta, la protagonista, o como j, la espectadora o quienes sea que están ahí atrapados, con la esperanza de que alguien nos explique qué pasó, por qué, cómo fue que sucedió el espanto de esa desaparición intempestiva.

tu ausencia llena mi vida por completo y la destruye

sufrimos y añoramos con julieta y queremos, como ella, comprender.

pero esa explicación no va a llegar nunca. o por lo menos no va a llegar completa. como en la vida. y cuando hay un atisbo, un comienzo de entendimiento, ya no interesa, interesan otras cosas porque a esta altura es tanta la cantidad de dolor y sufrimiento acumulada en el cuerpo y en el alma que no nos importa y sólo queremos la reparación de un abrazo.


...

en la película de tu vida, ese documental que se filma en tu imaginación y en el que los testigos de tu locura hablarían de vos pestes y maravillas en iguales cantidades porque a) sos una persona fascinante y  b) todo hombre es susceptible de ser escrito; en la película de tu vida, no en la de julieta, en la tuya...

qué harías.

contame.