martes, julio 25, 2017

Berthe Trépat

ahora que "The Pianist is Back" y así como de la nada (o del todo) que es el interior mismo del estómago hay una persona en esta casa [estas oficinas] que se levanta con ganas de tocar el piano; se va a dormir con ganas de tocar el piano; escribe con ganas de tocar el piano; no trabaja, habla, piensa, come y garcha con ganas de tocar el piano y siente y, lo mejor, SABE, que, enhorabuena, señores, es posible hacerlo, es decir: es posible que las ganas de tocar el piano se traduzcan en el hecho consumado y concreto de TOCAR EL PIANO, lo que Mr Sigismund Schlomo Freud diría un acto de sublimación de la pulsión sexual primitiva e innata en el interior del ser humano o la ser humana por otra parte bien visto por los círculos sociales vieneses y/o de esta CAPITAL FEDERAL --de una prolijidad absoluta--, decíamos, además que no sólo se tocará el piano [LA PIANISTA, en este caso quien escribe todas estas pelotudeces matutinas rápidamente
tiki tiki tiki
dedos dedos dedos
como un sucedáneo de sí sí sí, TOCAR EL PIANO o, por qué no,
tocarse así
o a sí misma dado que ahora no tiene un piano a mano
o no tiene las manos sobre el piano
sino sobre
este vil negro

¡!

(teclado: teclas negras con las letras blancas)
de computadora
tiki tiki tiki

ya desde temprano hubo un paseo por las teclas blancas del falso teclado
a ojos cerrados
porque TAMBIÉN se puede hacer eyes wide shut
es muy placentero
--esa obra te calienta, esa otra no--

y NO IMPORTA (bueno, a veces sí)

decíamos cuatro paréntesis más arriba (abrimos corchetes paréntesis y llaves de términos que no se terminan en un ensayo de escritura sin resolución de la tensión tonal) que no sólo se tocará a solas sino, tal vez,

pourquoi pas?

en público

algún día

una persona sola: ¿es público? (Mme Trépat knows well)

además hemos dado con el repertorio ideal: un dodecafonismo de entrecasa muy útil para disimular pifiadas y otras inseguridades, "apagá la luz y no me mires", un répertoire contemporain y ahora que una es una señora GRANDE (1,59 cm, 55 kg) se transformará sin lugar a dudas en la Berthe Trépat de las pampas ya sin tanta pompa.

alors: vamos y tocamos

vamos y jugamos

je touche
je joue
je ne te souhaitais point de mal, mais tu as voulu que je t'apprivoise.

por ahora
ésto publico
sin público

¡!

1 Comments:

Blogger Tachi said...

Ejem...

3:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home